Maestro del disfraz

Comment

Maestro del disfraz

james-bond-japanese-agent.jpg

En Sólo Se Vive Dos Veces, quinta película en la franquicia de James Bond, el espía más famoso del mundo tiene que intercambiar su inmaculado smoking por un atuendo de pescador campesino japonés. La vestimenta no lo es todo, también tiene que peinarse como los nipones e incluso maquillarse los ojos para alargarlos.

En realidad se parecía más a Spock de Star Trek que a un japonés, pero como es cine y película Bond lo dejaremos pasar.

Todo esto con el fin de infiltrar la base volcánica del malvado Blofeld, mandamás de la organización terrorista SPECTRE – quien, para variar, ha divisado el plan perfecto para conquistar el mundo.

Y aunque no hayan visto la película, ya saben cómo acaba esta historia. 007 evita guerra nuclear, salva al mundo y se queda con la chica.

robert_fortune_tea_thief_or_hero2.jpg

Lo que el director y los productores no sabían, quiero pensar, es que tomaron inspiración del maestro del disfraz original, el científico botánico escoses Robert Fortune, autor de uno de los robos más significativos y determinantes de la humanidad.

En 1848 la Compañía Británica de la Indias Orientales o EIC por sus siglas en inglés, mandó a Fortune a áreas remotas y montañosas de China para recolectar plantas de té y traerlas de vuelta a la India, ya territorio del Reino Unido, para iniciar su propia industria de té.

En ese entonces, la entrada de foráneos a esas tierras era ilegal, y si la gente hubiera sabido el propósito de la visita, lo hubieran interpretado como una declaración de guerra. Eso poco le importaba a la EIC, a estas alturas ya eran la empresa más poderosa del mundo. Capaz de comandar ejércitos, gobernar países e influenciar mercados mundiales. Gran parte de este poder se lo debían al Reino Unido y su adicción al té.

A pesar de que el té había conquistado a los británicos, como ellos al resto del mundo, no tenían ni la más mínima idea de cómo se hacía. Algunos sugerían que si se ponía contra luz del sol, el té revelaría sus secretos. Así de perdidos estaban.

La misión de Fortune tenía dos metas, traer la planta del té y documentar el proceso de preparación. Pero como ya mencionamos la receta del té chino era secreto de estado. Nuestro amigo Fortune necesitaría una dosis de fortuna. La EIC le pudo proporcionar un asistente llamado Wang, él será el Sancho Panza de esta historia. Vistió a su nuevo Don Quijote escoces en prendas de estilo mandarin tradicional, le dio un amplio sombrero para cubrir sus facciones pálidas, le cortó las patillas y lo rasuró hasta que quedara como nalga de bebé. Le dio un curso relámpago para que aprendiera a expresarse cortamente pero con propiedad. Siempre caminaba por delante y cuando llegaban a una fábrica de té, introducía a su maestro como un gran y noble señor que venía a observar el proceso de preparación.  

fort8.jpg

Lo primero que Fortune observó es que el té verde y el té negro vienen de la misma planta (camellia sinensis) y el proceso comienza igual para ambos. Las hojas son puestas en un sartén gigante y el aroma particular del té llena el ambiente. Cuando soltaron todo su jugo, las hojas son aplanadas con un rodillo para sacar hasta lo más óptimo. En su bitácora, Fortune lo describió como un panadero amasando su masa.

En ese momento, las hojas que serán té negro son dejadas al sol para fermentar y eso – a grandes rasgos – es la diferencia entre el té verde y negro.

Una vez que ya tenía el proceso documentado, Fortune notó que las manos de los obreros trabajando con las hojas de té estaban azules, azules como pitufos. Al observar las etapas finales del proceso, vio como insertaban un polvo azul al té, un polvo llamado cianuro, que en grandes dosis es letal, pero en pequeñas cantidades, causa mareos y dolor de cabeza. También descubrió que el té lo preparaban con un yeso que olía a huevos rancios. La substancia estaba hecha con sulfuro de hidrogeno, utilizado más adelante en la Primera Guerra Mundial como gas mostaza.

El descubrimiento más oportuno de Fortune fue que los chinos estaban envenenando a los ingleses con su té. Con esta nueva información, la industria de té en India pudo florecer, con productos completamente naturales y así convertirse en el fenómeno que conocemos hoy.

Cuando vengas a Cassava Roots por tu Black Dragon o Jasmine Green Tea, dale las gracias al James Bond del té, Robert Fortune, el maestro del disfraz original. 

Comment

Comment

Humo Sin Fronteras

Cuando el abogado convertido en escritor inglés William Hickney llegó por primera vez a Calcuta en 1775, los emisarios de esa ciudad le ofrecieron fumar una hookah, como era y sigue siendo costumbre en ese país.

Comment

Comment

Matcha: Reservado Para Guerreros e Intelectuales

Photo by grafvision/iStock / Getty Images
Photo by grafvision/iStock / Getty Images

Todos tenemos nuestra cura para la cruda. Lo que funciona para unos, desanima a otros. Aquí en México la “pancita” es un remedio altamente citado. Un Yakult o agua de coco también suelen ser efectivos – me han contado. También está la teoría de combatir fuego con fuego y se refinan una cerveza o michelada en la mañana.

En Japón, también tienen su cura, es milenaria y ultra respetada. Aquí conocerás al monje responsable por su existencia.

La cura es el té matcha.

El matcha es originario de China pero fue en Japón donde alcanzó fama mundial. El monje budista, Myoan Eisai fue el primer nipón que trajo las semillas y hojas necesarias para el matcha de tierras chinas a mediados del siglo XII después de un viaje espiritual.

Desilusionado con el estado del Budismo en Japón, Eisai buscó nueva inspiración en China y descubrió el método de meditación chan. Tiempo después se popularizó en el imperio japonés como zen.

Photo by zeremski/iStock / Getty Images
Photo by zeremski/iStock / Getty Images

La primera vez que los poderes salieron cuando el shogun (general del ejército nombrado personalmente por el emperador)  estaba enfermo y Eisai lo trató con matcha. Sintiendose rejuvenecido, el shogun le empezó a dar matcha a sus tropas, especialmente justo antes de una batalla. Los guerreros del pueblo del sol naciente eran famosos por beber copiosamente antes de un enfrentamiento y el matcha los ponía más atentos en el campo de batalla. Puedo imaginar que es más fácil mantenerte con vida en la guerra cuando no te estas sintiendo más crudo que el sushi.

Así fue como el matcha se convirtió en la bebida de los shogun y los samurái en Japón.

Eisai también entendió que el matcha lo ayudaba a concentrarse cuando meditaba. De hecho, la leyenda del origen del té según los budistas es la siguiente. Siddartha Gautama, el Buda, había encontrado un árbol perfecto para meditar en su búsqueda por Nirvana. Horas pasaron y se dio cuenta que en vez de entrar en trance, se había dormido. En un ataque de ira y desesperación, poco común en el Buda, se arrancó las pestañas jurando que nunca más se quedaría dormido. Cuenta la leyenda, que las pestañas que quedaron en el campo se convirtieron en las primeras plantas de té.

Eisai popularizó el té matcha entre sus discípulos y contemporáneos, convirtiéndose así en un ritual fundamental para los iluminados japoneses. En China, el matcha perdió sus simpatizantes y fue paulatinamente reemplazado por tés como el pu-erh pero en Japón sigue siendo una de las bebidas más veneradas.

Ven a Cassava Roots y bebe como los legendarios samurái y sabios budistas, probando nuestro matcha. Y si ayer se te pasaron las copas, prueba el matcha como tu cura infalible para atacar el día.  

Comment

Atención mexicanos emprendedores

Comment

Atención mexicanos emprendedores

franquicias1.jpg

Hay muchos mexicanos que desean que su país salga adelante, les hierve la sangre con orgullo patriótico. Cuántas veces hemos escuchado el “cómo México no hay dos” o “esto sólo pasa aquí”. Siempre hay hordas defendiendo las idiosincrasias y peculiaridades del mexicano.

Pero del deseo a la acción hay una gran diferencia. En Cassava Roots buscamos acortar esa distancia, dándote todas las herramientas para poner manos a la obra. Una empresa 100% mexicana, un proyecto audaz, sin precedentes en la historia de nuestro país.

Te invitamos a descubrir que hay un mundo más allá del grano de café; a deleitarte con sabores recolectados por todos los rincones del planeta. Con la gama de ingredientes y combinaciones que integramos día con día, las posibilidades son ilimitadas.

Si eres una de esas personas que confía más en sus instintos originales que en la norma pautada tras generaciones y generaciones de siempre hacer las cosas de una cierta manera, Cassava Roots es para ti.

Únete a nuestra familia, ve crecer tu negocio y patrimonio. Pregunta cómo conseguir una franquicia de Cassava Roots y de la mano iremos paso a paso, destrozando paradigmas y cruzando fronteras, todo mientras ponemos el nombre de México junto a los países más vanguardistas del mundo. Ahí donde tú y yo lo queremos ver.

Bienvenido a la revolución del Black Pearl Tea.

Para más información ve a www.cassavaroots.com/franquicias

Comment

Comment

Rooiboöst: El mejor aliado de tu piel

Todos los seres humanos de todas las edades en algún momento tienen una queja con su piel. A los pubertos, siempre les sale un granito en el lugar más evidente y momento menos indicado. Los y las cuarentonas sienten con cualquier arruga se les viene el mundo encima. Y todos hemos tenido ojeras de búho por el insomnio que causa una ajetreada existencia.

Este es un buen momento para presentarte al maravilloso Rooiboöst, integrante de nuestra familia de bebidas Sensei en Cassava Roots. Delicioso y relajante, también será el mejor aliado de tu piel.

Una anomalía en el mundo del té, Rooibos no contiene nada de cafeína – incluso el té verde y té blanco contienen mínimos niveles – lo que lo hace una bebida ideal después de un largo día para conciliar el sueño, quitarte todo el estrés y combatir el insomnio. Una cara descansada es una cara bonita.

Así como te reencuentras con tu ciclo de sueño, de la misma manera el Rooibos te ayudará a despedirte del acné y las erupciones faciales. Aunque científicos no han dado con los factores exactos que reducen el acné, estudios muestran que los sujetos que se someten a una dosis diaria de Rooibos han visto una disminución en marcas faciales. Teorías atribuyen este efecto al alto contenido de flavonoides y antioxidantes en la hoja de Rooibos.

Ya llegué con ustedes, aquellos que ya hayan alcanzado el tercer piso y más allá, como ya saben, los jóvenes tienen menor rango de atención por eso les tocó primero.

Esos mismos antioxidantes y flavonoides que le ayudan a combatir esos granitos a nuestros amigos imberbes, se combinan con el enzima superóxido dismutasa . En pocas palabras este enzima se encarga de neutralizar radicales libres en la piel que causan arrugas y deterioro. Este es un descubrimiento relativamente nuevo pero respaldado por estudios científicos. La planta de Rooibos se está incorporando en productos tópicos y tratamientos cosméticos alrededor del mundo.

¿Quieres ser el traga-años de tu grupo de amigos? Podrías empezar por venir a tomarte un Rooiboöst en tu Cassava Roots más cercano.

Comment

Comment

Taro: La patata sagrada del trópico.

Photo by Metinee/iStock / Getty Images
Photo by Metinee/iStock / Getty Images

El taro, esa bebida con su color místico y sabor indescifrable, tiene su origen en Asia y las islas trópicas de polinesia. Estudios indican que esa gente cultiva la raíz del Taro desde hace al menos 10,000 años. Utilizaban las hojas, que parecen orejas de elefante, en sus platillos más antiguos y tradicionales. Los sacrificios a sus dioses eran adornados con hojas de esa misma planta.

Eran pueblos nómadas y dominaban sus mares con canoas gigantes. Véase “Moana”. Cuando encontraron las islas que hoy conocemos como Hawái, el taro llegó para quedarse. Mantuvo su estado reverencial pero ahí fue cuando comenzaron a experimentar con la raíz de la planta en la cocina. Quizás la innovación más duradera es la más simple, un platillo llamado Poi.

El Poi es la raíz del Taro machacada en una especie de molcajete de madera y en Hawái es como pan. Los locales acompañan todas sus comidas con Poi, algunos incluso lo comen como desayuno. Es un elemento infalible en cualquier luau la fiesta tradicional hawaiana, escoltando al lechón asado. Para los turistas es un gusto adquirido, ya que su consistencia les recuerda al engrudo o a aquella pasta de donde sale Ivan Ooze (fans de los Power Rangers originales sabrán de lo que estoy hablando).

El sabor del Poi depende de cuánto tiempo se deje fermentar y la consistencia depende de cuanta agua se agregue.

Pero lo más impresionante del Poi, es que por miles de años ha sido la primera comida de todos los bebés hawaianos. Es un alimento hipo-alergénico, quiere decir que ayuda a disminuir el riesgo de provocar un síntoma o reacción alérgica.

 Su contenido de probióticos lo hacen fácil de digerir y ayudan el sistema gastrointestinal.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los soldados americanos en Hawái, comenzaron a comer Poi ante la escasez de maíz y cereales en Estados Unidos. Inicialmente vieron que tenían menos reacciones alérgicas y digerían sus comidas más fácilmente. Con el tiempo se dieron cuenta que los dialectos polinesios que se manejaban en esas islas ni siquiera tenían una palabra que significara indigestión en su vocabulario. El Poi la había hecho obsoleta.

El Poi y el Taro igual de importantes en la cultura polinesia como los tatuajes y la tabla de surf.

Aquí en Cassava Roots confiamos en los poderes de esta mítica raíz, inimitable en todo el mundo y venerada por milenios. Empacamos todos sus beneficios en esta bebida, ven y comienza a disfrutar.

Comment